image
Bloc

Còmics, la llegada del ‘pink show’ a Catalunya

En Catalunya aún vamos de modestos y renegamos de los programas de cotilleo. Nos cargamos Trencadís de 8tv porqué no nos gustaba ver a la gente criticando a los demás y con esto queríamos demostrar que pasábamos de este rollo. Pero lo cierto es que nos gusta pero sin que se nos note. Y TV3 lo tiene muy claro.

Han buscado la formula de colarnos marujeos dentro de un tono distendido y que cuando lo estas viendo no tengas la sensación de que estas cayendo en clichés ni palpando la prensa rosa. Ángel Llàcer es de los únicos que podia hacerlo sin que se les viese el plumero en exceso, mezcla el humor, el arte y el entretenimiento con este contenido que hasta el momento parecía prohibido.

Los colores del logo, el presentador y las dos principales invitadas ya te hacen pensar por donde van los tiros. Traemos a Lolita Flores y como viene de familia de artistas le hacemos cuatro preguntas de su padre, de su madre, de su familia y entre medio colamos preguntas de sus amores, de como le gustan los hombres y le preguntamos como se encuentra en la actualidad. Si lo analizas veras que hay preguntas dignas de un programa de cotilleo, pero como metes entre medio a Lloll Beltrán, el Peyu y el piano de Manu Guix ya parece que estes haciendo otra cosa. Algo parecido pasó con Chenoa.

Y la conclusión de todo esto es que me gusta, se ha creado una ensalada de cultura, música y humor que han sabido combinar con gracia con esas preguntas más atrevidas y que quizás en otro programa de TV3, de momento, no se atreven a hacer.

Catalunya ha apostado últimamente y con acierto por la ficción, pero aún tienen mucho trabajo por delante en el sentido más dicharachero e informal. ¿Porqué todas las televisiones autonómicas preparan un reality para este verano y TV3 se queda al margen?